Los minicréditos se disparan en internet en 4 años

subida minicreditosDesde hace ya unos años que internet se ha convertido en el instrumento de miles de personas para adquirir y contratar todo tipo de bienes y servicios. Hace unos pocos años que en España apareció un servicio nunca antes visto, los préstamos por internet.

 

Estos minicréditos van desde los 50 a los 500 euros y tienen la particularidad de concederse de forma rápida y sin papeleos. El periodo de devolución suele estar en torno a los 30 días y los costes son elevados debido al riesgo para el prestamista. Todo esto no ha evitado que este producto financiero haya crecido exponencialmente en los últimos años. Las búsquedas mensuales en google por la palabra “minicreditos” se han multiplicado por 4 en los últimos años, llegando a día de hoy a situarse cerca de las 12.000. Este es un claro indicador de la popularidad por la que atraviesan estos préstamos.

 

¿A qué se debe este auge?

Son varios los factores que podrían explicar el aumento de este sector. Uno de ellos es sin duda el cierre del grifo de la financiación por parte de las entidades tradicionales. Con la llegada de la crisis financiera los bancos y cajas de ahorro han limitado mucho el acceso a los préstamos lo que ha llevado a la gente a buscar alternativas. Estas alternativas han venido por medio de empresas privadas, muchas provenientes del Este de Europa, que han ofrecido un servicio rápido para quien necesite solucionar un problema de liquidez puntual. A esto hay que sumarle que cada vez son más las personas que tienen problemas puntuales de dinero y que necesitan una solución rápida.

Buen uso del servicio

Si queremos evitar futuros problemas a la hora de afrontar la devolución del dinero prestado hay que recordar una serie de consejos. El primero es conocer cuáles son los costes reales que hay que asumir, préstamo más costes, y segundo contar con ingresos futuros que nos permitan hacer frente a esta deuda. En caso de posibles retrasos es mejor pactar con el prestamista una solución ya que de otra forma se acarrean gastos extra que pueden ser costosos. Otro consejo sería acudir a empresas del sector que estén consolidadas y que además ofrezcan mejores condiciones de precio. Algunas de ellas llegan a regalar el primer mini préstamo o lo cobran a tan solo 5€. Por último se debe evitar utilizar este dinero para pagar otras deudas o sufragar gastos superfluos o innecesarios.