¿Qué pasa si no devuelvo un minicrédito?

En los últimos años las empresas de minicréditos que operan en interner se han multiplicado. Es evidente que este negocio ha sufrido una fuerte expansión como consecuencia de las necesidades de liquidez que muchas personas no ven solucionadas con los bancos.

 

A pesar de lo que pueda parecer la compañías que operan en el mercado financiero, aunque lo hagan ofreciendo pequeñas sumas de dinero, cuenta con un sistema de cálculo de riesgos sofisticado. Los datos personales son una información clave para decidir sobre la viabilidad de un préstamo, saber en qué zona de la ciudad se vive, si se trabaja o si hay hijos a su cargo puede ser determinante a la hora de dar una respuesta.

 

Plantearse de antemano no devolver el dinero de estos micropréstamos no es una buena idea. Para empezar se incluirá a la persona en un fichero de morosos y se empezarán a acumular gastos por temas de demora, costes de recobro, etc. Además con el tiempo existe la posibilidad de que se encargue del recobro de la deuda a terceras empresas con todos los inconvenientes que ello conlleva.

 

Antes de dejar un préstamo como impagado es conveniente contactar con el acreedor para tratar de buscar una solución. En muchos casos se puede hacer una reestructuración de la deuda o evitar acumular más gastos de los debidos.