Minicréditos online Freezl: ayuda para llegar a fin de mes

A pesar de que algunos políticos aseguran que la crisis económica ya ha terminado, lo cierto es que todavía son muchas las personas las que no tienen recursos para poder llegar a fin de mes. Los alquileres son muy altos, las condiciones para acceder a una hipoteca son más complejas que nunca, además de que pagamos unos impuestos más elevados en comparación con antes de que empezase la crisis económica (por ejemplo, ahora pagamos un 21% de IVA, en comparación con el 16% que teníamos en el pasado).

Todo esto hace que los españoles vivamos una situación económica impredecible: por mucho que tengamos un trabajo fijo, y que creamos que lo tenemos todo controlado, en cualquier momento podemos encontrarnos con algún tipo de imprevisto económico que puede dar con nuestra situación al traste.

Es en este punto cuando entran en juego el recurso conocido como minicréditos (también llamados por muchos como préstamos rápidos).

¿Realmente son tan interesantes como los pintan o son tan solo una estrategia publicitaria para sacarnos el dinero a base de intereses? En los siguientes puntos lo vamos a analizar en detalle.

 

Conoce las principales ventajas de apostar por créditos rápidos o minicréditos

Estos préstamos se basan en lo siguiente:

 

Una persona tiene algún tipo de dificultad económica (por ejemplo, puede que no le llegue para pagar el alquiler o la hipoteca, puede que tenga que hacer frente a los impuestos, al seguro de la casa, del coche o a cualquier otro tipo de pago relacionado).

Esta persona entra en la página de la entidad especializada en los préstamos rápidos e interactúa con un simulador para saber la cantidad de dinero que va a pedir, el plazo de devolución del préstamo, así como los intereses que debe de afrontar.

Si está de acuerdo, simplemente tendrá que seguir con el proceso y aportar la documentación que le piden.

En el caso de que todo sea correcto, este dinero se puede tener en la cuenta en cuestión de segundos desde el momento en el que se apruebe la solicitud. Si hay algún tipo de problema, la entidad en cuestión se pondrá en contacto con el usuario para decirle el motivo del rechazo.

Estas son algunas de las ventajas de pedir minicréditos online:

 

Facilidad de tramitación: Ni largas esperas, ni extensas colas, ni ningún otro tipo de obstáculo relacionado. La tramitación de estos créditos es súper rápida.

Mínimos requisitos: Los requisitos que nos van a pedir son mínimos; por lo general, les bastará con tener una copia de nuestro DNI, un documento que acredite que estamos percibiendo algún tipo de ingreso de forma regular (como una nómina), así como nuestro número de cuenta bancaria.

Rapidez de concesión: Si tenemos cuenta en la sucursal en la que opera la entidad, podemos tener el dinero en cuestión de segundos, si no, en un máximo de 2 días.

Por todas estas razones, te convienen los préstamos rápidos.