Juegos que funcionan con minicréditos: Una buena forma de ahorrar dinero

juego minicréditosQue cada vez pasamos más horas entreteniéndonos con nuestros dispositivos digitales no es una sorpresa para nadie. Además, esta tendencia no solo se cumple para el público más joven (aunque evidentemente es donde más se ha visto el cambio); es una tendencia que se está estableciendo para todos los grupos de edad.

Dentro de este tipo de entretenimiento los que han experimentado el mayor crecimiento (tanto en volumen de juegos, como de número de jugadores, como en ganancias) son un tipo de juegos llamados “FREE TO PLAY” (F2P) ¿En qué consiste este tipo de juegos? Son juegos, normalmente enfocados para tablets y/o smartsphones, cuyo parte de su contenido es gratuito para el usuario. ¿Dónde está entonces las ganancias? Precisamente porqué solo parte del contenido del juego es gratis. En todos estos juegos existen una moneda del juego local o créditos que se obtienen con dinero de curso local, con dichos créditos se pueden obtener mejoras de diversos tipos (esto varía según cada juego); pudiendo ir desde ampliar el contenido jugable, hasta mejroes en ciertas estadísticas, obtención de bonus para aumentar el crecimiento dentro del juego, como simplemente obtener mejoras visuales distintivas del resto de la comunidad de jugadores.

A esta forma de negocio se le conoce como juegos con microtransacciones, micropagos o minicréditos; en tanto en cuanto no haya mucha ventaja para el jugador que efectúa los micropagos del que no, el juego estará mejor aceptado por la comunidad. Aunque de esto ya hablaremos en profundidad en otra entrada, hay que tener en cuenta que solo un reducido porcentaje de jugadores dan el paso a usar estos minicréditos y que la mayor parte (sobre el 90%) se contentan con disfrutar de su juego con el contenido mínimo y gratuito.

¿Por qué este modelo funciona tan bien? La respuesta es simple, hay muchos juegos disponibles en las apps store, y quizá (a excepción de los 4 o 5 juegos al año que tienen mucha publicidad por ser editados por grandes empresas) el usuario medio tiene muy poca información de los mismos; parece sensato no gastar nuestro dinero (por mucho que el juego solo valga 2 o 3 euros) en algo de lo que no tenemos información; más bien lo lógico será probar juegos gratuitos del género que más nos atraiga, y en caso de que, después de haber “machacado” la parte gratuita, y en caso de estar seguros de que nos gusta, comenzar a realizar estos micropagos para alargar la vida del juego.

Desde este blog le recomendamos que le eche un ojo a su app store y pruebe tantos juegos de este tipo como desee; y que solo gaste su valioso dinero en algo de lo que esté seguro le vaya a gustar.