Trucos que gastan los supermercados para hacerle gastar más; no se deje engañar

supermercadoComo viene siendo costumbre, en este blog intentamos ayudarle a ahorrar el máximo dinero posible; como por ejemplo en esta entrada sobre cómo ahorrar en su recibo de la luz.

No hace mucho, le comentábamos en este artículo técnicas para ahorrar al hacer la compra; pero aparte de estos consejos, es conveniente que usted sepa los trucos que estas superficies emplean para para tratar de que usted gaste lo máximo posible en ellas. ¿Para qué? Fácil, la mejor manera de que usted no caiga en estos ardides, es que usted los conozca, e incluso los use a su favor.

. Poner los productos básicos lo más alejado posible de las entradas. Esta disposición es conocida por todos; poniendo los artículos básicos lejos de las entradas, le fuerzan a usted a pasar más tiempo dentro del establecimiento. A más tiempo pase dentro, más fácil es que caiga en tentaciones y compre cosas que usted no había previsto.  Intente ir rápido hacia el área dónde se encuentre el producto que necesite, evitando distracciones (para esto ayuda el hecho de ir siempre al mismo supermercado)

. Poner los productos que dan mayor beneficios dan al supermercado (y  por tanto los menos rentables para usted) en las estanterías que están a la altura de sus ojos. Normalmente, vamos a comprar con prisa, y ellos lo saben. Vaya con calma, y compare siempre con los productos que están en las baldas inferiores, suelen encontrarse los productos más rentables para usted.

. Colocar productos superfluos, en envases muy pequeños y por tanto muy caros, pegados a las cajas registradoras.  Revistas, paquetes pequeños de chicles o galletas, de marcas caras, acostumbran a ponerlos al lado de las cajas. Saben que en caso de que la cola para pagar sea larga, usted está condenado a fijarse en estos productos y que quizá acabe por comprarlos. No lo haga; recuerde en seguir de manera estricta la lista de su compra.

. Poner productos de ofertas “dudosas” a lo largo de los pasillos. Esta técnica es vieja; las ofertas anunciadas en grandes carteles suelen tener truco. A veces, una oferta de 3×2 de un producto caro, sigue siendo menos rentable que comprarse 3 productos del mismo artículo de una marca genérica. Para evitar esto, lo ya comentado en la otra entrada, compare los precios  por unidad (o por litro o kilo) en las etiquetas que por ley deben indicar los supermercados en todos sus productos.

Estas son las principales técnicas gastadas por las grandes superficies; insistimos ¡Conózcalas y así usted logrará no caer en ellas!