Consejos básicos para ahorrar en la cocina ¡No gastes energía de más!

ahorro cocinaSeguimos con consejo interesantes para ahorrar, aunque sea poco, en acciones que todos hacemos a diario. En esta ocasión, le toca el turno al mundo de la cocina. Obviamente, no vamos a descubrir la rueda (ni tampoco hace falta). Son ideas simples que muchos que nos hemos pasados muchas horas delante de los fogones conocemos de sobra; pero que para otros menos avezados quizá no hayan caído en la cuenta.

1.- ¡Obvio!¡Pon una tapa!

No solo a la hora de cocinar pasta, también cuando pongamos a  freír cualquier cosa en la sartén. El motivo principal es sencillo, se escapa muchísimo calor por arriba sin ella, por lo que tardará bastante más tiempo en , por ejemplo, hervir el agua, y hay que tenerlo claro, más tiempo implica gastar más energía (sea del tipo que sea), ¡Y gastar más energía no nos gusta! Otro motivo para esto, es que mucha del agua que se evapora, al tocar la tapa que está más fría, condensa y vuelve a precipitar en nuestro guiso (por ejemplo).

2.-  Cocinar las cosas en trozos muy pequeños

Esto es de primero de Química, una de los factores que aumentan la velocidad de reacción (y sí, cocinar no es más que eso) es aumentar la superficie de contacto. Por lo que, cortar todo en trozos lo más pequeños posibles, aumenta la superficie de contacto del producto con el agua (o aceite) hirviendo. Está claro que no saldrá el mismo guiso haciéndolo así, que si se pasa horas a fuego lento; pero si tenemos prisa o no nos queda mucho gas en la bombona, está es la mejor respuesta.

3.- ¡Usa las ollas a presión!

Si antes os dábamos la turra con la Química, ahora le toca a la Física. Aunque esto quizá sea tan conocido, hay una relación ineludible entre presión, temperatura y volumen (PV=nRT por si a alguien le apetece indagar más). No queremos ser pedantes, el asunto es que: si a un volumen dado (y la olla no se va a hacer más grande) le aumentamos la presión (cosa que conseguimos cerrando la tapa de la olla a presión y calentando) la temperatura interior aumentará también, tan seguro como que las cosas se caen. Este es el principio que gastan estos artilugios. Eso sí, tened cuidado, que más de uno se ha llevado un buen susto por no seguir la sindicaciones del fabricante.

Y hasta aquí los consejos de cocina, si alguien quiere aportar su granito de arena con algún truquillo personal; será más que bienvenido.