Como gastar menos combustible conduciendo

ahorro combustibleEn el artículo de hace unas semanas les hablábamos de lo importante de una buena elección de neumáticos para ahorrar en consumo al conducir su vehículo. ¿Pero es este el único factor determinante? La respuesta es que no, desde la RACE (Real Automóvil Club de España) nos dan unos consejos para ahorrar en nuestra conducción que aquí pasamos a explicarles; presten atención, aquí vienen los 5 primeros.

  1. Planifique bien su ruta

 

Esto suena evidente, pero lo que quizá no sepa es que alargar el viaje 10 minutos, cuando debería haber llegado en una hora aumenta el consumo hasta un 14 por ciento. Por lo que, pierda unos minutos antes de partir optimizando la ruta, o asegúrese de que su GPS está bien configurado.

  1. Compruebe la presión de sus neumáticos

De esto ya le hemos hablado, como dato tenga en cuenta que, con solo medio bar por debajo de lo óptimo reduce el rendimiento de potencia de su vehículo un 2% en áreas urbanas y un 4% en suburbanas.

  1. Optimice el peso en sus viajes más largos

Racionalice la carga de su equipaje, ya no solo por su comodidad en el trayecto, sino por consumo. 100 kilos de más suponen, en un utilitario medio, un aumento en el gasto del 6%. También es importante su correcto reparto en su vehículo, trate de no colocar la mayoría del peso en el mismo lado del coche.

  1. A la hora de arrancar el motor

Cuando arranque su vehículo, no presione a la vez el acelerador, lo que si puede hacer en caso de que a su coche le cuesta arrancar es pisar el embrague, bajará la carga que el motor de arranque tenga que mover para su puesta en funcionamiento. En caso de usar diésel, espere unos segundos (sobre todo si hace frío) antes de iniciar la marcha.

  1. La velocidad, uniforme

Mantenga la velocidad lo más uniforme posible, evitando en la medida de lo posible, frenazos y acelerones bruscos e innecesarios. Si desea bajar la velocidad, levante el píe del acelerador y déjelo rodar con la marcha puesta, la misma carga del motor le hará decelerar. Si usa el freno, hágalo de forma suave.

Circulando a más de unos 20 kilómetros por hora con una marcha puesta, y sin pisar el acelerador la admisión de carburante es nula. Sin embargo, a ralentí (punto muerto) el coche consumirá entre 0.5 y 0.7 litros la hora