La importancia de invertir en buenos electrodomésticos. Las etiquetas A+++

La importancia de invertir en buenos electrodomésticos. Las etiquetas A+++

Si es usted asiduo a leer nuestro blog, no le vendrá de nuevas leer trucos para mejorar nuestros consumos de electricidad en el hogar y así poder ahorrarse algunos euros (que siempre nos vendrá bien).

Ya hemos hablado mucho y bien anteriormente, pero nunca nos habíamos parado a analizar en concreto los electrodomésticos. Y es que no son todos iguales, la tecnología avanza (y si todo va bien) en la dirección de nuestras necesidades. Las empresas más punteras están invirtiendo fuerte por unos electrodomésticos que consuman mucha menor energía y que sean por tanto mucho más eficientes.

Pero ¿Cómo podemos, como consumidor, distinguir estos electrodomésticos?

Para distinguir estos aparatos de alta eficiencia, la Comisión Europea  ha idea una etiqueta para su fácil distinción. Están categorizados de menos a mayor eficiencia, siendo los más óptimos la clase A+++. No es todo oro lo que reluce, cierto es que estos aparatos son más caros al adquirirlos, pero según esta comisión podremos ahorrar hasta 490 euros anuales en electricidad. Por lo que hay que tomárselo como una inversión a largo plazo. No estamos diciendo que cambie todos los electrodomésticos de un día para otro, pero según se vayan envejeciendo los actuales, vaya cambiándolos. Debería también priorizar los frigoríficos, lavadoras, vitrocerámicas o televisiones, que son los aparatos que más consumen.

¿Solo nos debería importar el consumo?

No. Está claro que es el factor que más nos motiva por ser el que nos afecta directamente a nuestro bolsillo, pero la ecología, y la sostenibilidad del planeta, es también (sino más) muy importante. Un menor consumo, implica un menor gasto de los recursos de los que disponemos como sociedad, nunca hay que olvidar que estos recursos los sacamos de la naturaleza; los menos con formas no invasivas (las famosas renovables), las más, consumiendo recursos finitos del planeta (carbón, madera, petróleo, gas…). Por lo que busque también la etiqueta “ECO” y siempre que pueda gaste, por ejemplo, esta opción en su lavadora. Estos programas, utilizarán menos agua y a menor temperatura, por lo que ahorrará usted (y el planeta) sobre un 80% de la electricidad. Eso, unido a tenerla siempre a máxima carga, y tender la ropa en lugar de utilizar una secadora, y podrá irse tranquilo a dormir sabiendo que está haciendo lo mejor tanto para usted, como para los demás.