Alternativas al bitcoin. Estas son las principales criptomonedas

Alternativas al bitcoin. Estas son las principales criptomonedas

Todo este boom empezó por el 2009, con el nacimiento del famoso Bitcoin (la primera, más famosa y que más capital mueve criptomoneda) con el objeto de conseguir una moneda descentralizada, como ya explicamos en este artículo. Pero tras el nacimiento de la misma surgieron otras alternativas con diferentes propuestas para llegar al mismo fin.

¿Cuáles son las alternativas al Bitcoin?

Aquí te exponemos un listado de la que más relevancia han tenido, por su pronto apreciación o por volumen de capital manejado. Pero hay que entender que las principales diferencias son técnicas, y se basan (en su mayoría) en cómo están diseñados los algoritmos de confirmación.

Litecoin

Aparecio dos años después del nacimiento del precursor, en 2011 y fue creada por Charles Lee (el cual trabajo anteriormente para Google). En principio, la ventaja de esta criptomoneda es su rapidez en las transacciones, y en principio, sin deterioro de la seguridad en las mismas. A día de hoy, hay multitud de comercios independientes por todo el mundo que aceptan esta moneda.

Namecoin

De la misma época que esta última (en 2011) tiene una finalidad más específica. Puede registrar dominios web con terminación .bit sin censura. A diferencia de los .com por ejemplo, que está sujeto a los designios  de la empresa a la cual le compras el dominio. Estos dominios .bit no dependen de ICANN, el organismo de regular los dominios.

Peercoin

Esta surgió como respuesta al problema genérico de las criptomonedas, se necesita mucha energía para que todos los usuarios (mineros) estén tratando de resolver algoritmos más rápido que los demás. Esta alternativa parece ser que tiene los algoritmos más eficientes, por lo que los ordenadores gastan menos recursos al procesarlos. Alguna que otra ONG acepta esta moneda.

Ripple

Otra alternativa que nació para solventar un problema concertó del dinero digital tradicional. Las comisiones de intermediarios al cambiar de una divisa a otra en las casas de cambios. Esta criptomoneda sirve como herramienta para hacer esta acción saltándose el paso intermedio. Y funciona, bancos de todo el mundo están comenzando a adoptar su tecnología.

 

Y hasta aquí el repaso de las más interesantes alternativas al famoso Bitcoin. No hacemos cargo que son diferencias muy sutiles. Y no está claro si estas pequeñas diferencias conllevará a que se hagan un hueco en nuestro día a día. Pero por lo pronto, estaremos atentos a su evolución.