Problemas con la renta básica. No es oro todo lo que reluce

Problemas con la renta básica. No es oro todo lo que reluce

Ya os contamos en este artículo en qué consistía la Renta Básica Universal, y de cómo tres académicos, en su libro  “Renta básica incondicional. Una propuesta de financiación racional y justa” arrojaban luz, con números muy concretos sobre la supuesta viabilidad económica de esta propuesta que esta ganando cada vez más fuerza en muchos sectores de la sociedad, tanto española, como mundial.

 Recordemos que se trata de una prestación monetaria que el estado abona de manera incondicional a  todo ciudadano por el mero hecho de serlo. Por lo que no se exige a ninguna persona que justifique su falta de recursos para cobrarla. Esto es diferente a la renta mínima que se está debatiendo actualmente en el Congreso a través de una iniciativa popular legislativa, y se abona, a diferencia del complemento salarial,  con independencia de la situación laboral concreta.

Pero ¿Cuáles son los principales argumentos en contra de esta propuesta?

Como toda propuesta, tiene sus detractores, y no pocos precisamente, revisemos sus principales argumentos.

Incentivaría la desocupación: Para muchos, la renta básica fomentaría el parasitismo y la dejadez, con las implicaciones negativas para el conjunto de la sociedad. La idea es, que si podemos subsistir sin tener que trabajar, ¿Para qué íbamos a hacerlo? Aunque halla gente que deseé tener un mayor nivel de vida y progresar económicamente, ¿Cuántos preferirían desmarcarse de esta tendencia y desvincularse del mundo laboral?

Los efectos son impredecibles: Una medida de tal calibre, tendría efectos sobre los precios, los salarios, la productividad, competitividad y, obviamente, sobre el crecimiento económico. Aunque hay países que han avanzado en esta dirección (Países Bajos, Finlandia, Suiza), no nos pueden arrojar luz de cómo afectaría a nuestra sociedad; son culturas muy distintas.

Subida fiscal: El fuerte incremento de gasto público solo se sostendría incrementando de igual manera lo ingresado por la hacienda pública, lo que conlleva una subida fiscal. Esto, generaría distorsiones en la economía.

Un sistema injusto: Otro académico, Juan Ramón Rallo, ha expuesto en su obra “Contra la Renta Básica” que la idea es de base injusta por “permitir a cada ciudadano apropiarse coercitivamente de una parte de la producción generada por otros”

Estos son los principales argumentos en contra, obviamente, hay muchos más, si usted tiene una opinión formada sobre el tema, déjenosla en la sección de comentarios.