Ojo con la nevera, es su electrodoméstico que más tiempo se pasa conectado a la luz

Ojo con la nevera, es su electrodoméstico que más tiempo se pasa conectado a la luz

Si recuerda bien, en este artículo le hablamos de la plancha y de sus altos consumos de potencia.  En esta ocasión le toca el turno a la nevera. Si bien es verdad que no tiene un consumo de potencia muy elevado; es el electrodoméstico por definición que más tiempo se pasa conectado, las 24 horas del día. Por lo que no es de extrañar que a lo largo del mes alrededor de un 50 por cierto de la energía que gastamos se deba en exclusivo a este aparato.

¿Qué tiene dentro una nevera que gasta electricidad?

La parte que más consume es el comprensor, parte fundamental de cualquier máquina intercambiadora de calor (esto es lo que a fin de cuentas una nevera). Este consume entre unos 200 y 500 vatios. Adicionalmente tiene dos ventiladores, el del evaporador y el del condensador ambos necesarios, que juntos consumirán entre 50 y 100 vatios. Luego ya solo quedan gastos menores, como los del temporizador o la luz.

A continuación, vamos a darle unas directrices para conseguir reducir, aunque se aun poco nuestro gasto de luz por este motivo.

Use un refrigerador de doble puerta: Es importante tener una puerta para el congelador y otra para la zona refrigerada. Así, al abrir la puerta para acceder a los alimentos guardados en la nevera, que es la que abrimos con más frecuencia, no estaremos perdiendo frigorías del congelador que es la zona que más cuesta enfriar.

Evite que se forme placas de hielo en el congelador:  Si no es que disponemos de unos de los últimos modelos diseñados específicamente para evitarlo; tendremos que ser cuidadosos para evitarlo nosotros mismos. El problema de que se creen placas de hielo en el congelador, aparte de poder estropear nuestros alimentos; es que afecta drásticamente al rendimiento del aparato. Recordemos que tango el congelador como la nevera no son más que intercambiadores de calor, si se forma hielo alrededor de los tubos intercambiadores no podrán desempeñar bien su trabajo.

Para evitarlo, mantenga el congelador limpio, si tiene espacio intente no poder nada pegado a las paredes, y cubra con un plástico los alimentos para evitar que se forme hielo sobre la comida. En caso de que ya sea tarde y ya tenga usted una placa en el mismo; deberá proceder a quitarla. La forma más fácil es aprovechar cuándo su nevera este especialmente vacía para desconectarla y que se descongele ella sola. No intente quitarlo a la fuerza (como un cincel y un martillo) es fácil que usted termine por agujerear uno de los tubos del intercambiador y echando a perder su electrodoméstico.