El sistema para ahora japones “el kakeibo”.

El sistema para ahora japones “el kakeibo”.

La semana pasada les hablamos, como es común en este blog, de los problemas que solemos tener a la hora de ahorrar. Empezábamos explicándoles los principales fallos que cometemos cuando intentamos conseguirlo. Esta vez vamos a avanzar intentado solucionar dichos problemas.

 La clave está en la organización y en la determinación

Al margen del enfoque equivocado ya comentado; requeriremos de altas dosis de estos dos elementos. Necesitamos llevar un estricto control y recuento de los gastos familiares. Aquí, el problema viene en que no todos, no es que no tengamos ganas de hacerlo (al fin y al cabo no somos todos contables) sino que simplemente no sabemos hacerlo.

Por fortuna en el mercado hay muchas Apps que nos pueden hacer esta labor más fácil, pero como de costumbre, solo solemos hacerle caso los primeros días tras su descarga, luego nos olvidamos de ellas, y solo hacen que ocupar espacio en nuestros smartphones.

Sin embargo, hay un sistema que está ganando popularidad por considerarse sencillo u efectivo y que viene avalado por su éxito en Japón: el kakeibo (aunque deberíamos pronunciarlo kakebo). Con una sencillez aplastante, consiste en ir anotando en un cuaderno de manera concisa cuánto dinero ganamos, cuánto gastamos y cuánto queremos ahorrar.

Es, por así decirlo, un diario de la economía doméstica; algo así como lo que recomiendan muchos nutricionistas con respecto a las calorías que ingerimos y quemamos. La fuerza de esto, que posteriormente describiremos en detalle, está en que al plasmarlo por escrito es mucho más fácil darse cuenta de patrones, y nos facilita la tarea de incoar acciones para corregir excesos; que es precisamente de lo que se trata, no de privarnos de cosas. Por otra parte, nos quitamos de un plumazo el tener que llevarlo todo en la cabeza con los riesgos que eso conlleva “más vale lápiz corto que memoria larga” solía decirme mi madre. Y es que, como describe Luis Pita (ingeniero y economista) “aporta visibilidad, en el sentido de que permite que puedas darte cuenta de que estás gastando demasiado en determinadas cosas y puedas tomar medidas”.

Por eso insistimos en que la determinación es la clave; en la siguiente entrada al blog pasaremos a explicarles el punto de vista del creador de estos cuadernos Fumiko Chiba. Por lo pronto pueden dejarnos sus trucos para ahorrar todos los meses que a ustedes les funcionan en nuestra sección de comentarios.