Otros métodos alternativos para ahorrar

Otros métodos alternativos para ahorrar

Seguimos analizando el método de ahorro japonés “kakeibo”. En el anterior artículo les contábamos quién era su creador y les dábamos un avance de manos de un economista. Continuemos.

¿Cómo actuaría el típico usuario del método kakeibo?

Se sentaría el día de cobro con todo su efectivo delante y su cuaderno para anotar y revisar los gastos asociados a ese mes; y procedería a dividir cuidadosamente en categorías de gastos, ya sea alimentación, alquiler, ocio… y finalmente ahorros, y asignaría la cantidad apropiada a cada monto. Así, conseguimos ahorrar al principio del mes, y no al final con lo que “nos sobra”.

Pero por desgracia, este y otros métodos no ahorran solos; y lo malo del método es que requiere una dedicación y constancia casi diarias y muchos de nosotros no tenemos el tiempo o las ganas de tener siempre en cuenta esto. Para los pocos que tengan ese carácter, este método es perfecto para ellos y conseguirán ahorrar hasta 200 euros al mes, aclara Luis Pita.

¿Existen otros métodos menos exigentes?

Sí, existen un par de trucos que también nos podrían servir. El método del sobre y el del día de las facturas.

El primero consiste en limitar el gasto de ocio, a principio de mes (o el día que nosotros cobremos la nómina) guardamos en un sobre la cantidad que estamos dispuestos a gastar ese mes en ocio; teniendo taxativamente prohibido gastar ni un euro de fuera de ese sobre o seguir gastando una vez se haya acabado en ocio. Es una forma fácil de hacer un presupuesto sin realmente perder el tiempo en hacerlo.

El segundo, el día de las facturas consiste en dedicar un día al año a revisar todas las facturas del mismo. «Ataque los gastos fijos: las cuotas de gimnasios, suscripciones a revistas, las facturas de la electricidad… Los objetivos son eliminar y reducir. Por ejemplo, puede que años atrás nos interesase el tiro con arco y nos suscribiéramos a una revista; ahora se nos pasó la fiebre, pero, por pereza, mantenemos la suscripción: es momento de eliminarla. Y con facturas de electricidad o gas, dedico ese día a pensar cómo puedo reducir ese gasto» apunta Luis Pita.

Al final todo acaba en lo mismo, si queremos ahorrar un alto porcentaje de nuestro sueldo (un 15 o un 20%), la clave consiste en hacerlo al principio de mes y no al final.